Restaurante La Perdi

Nuestra historia, ligada a la historia de la localidad

La pasión por la buena cocina tradicional lleva forjándose durante más de seis décadas en el corazón de Sant Mateu, capital histórica del Maestrat. El Hotel Restaurante La Perdi es ahora un establecimiento con solera y prestigio, donde cientos de locales y visitantes vienen cada día a buscar una experiencia culinaria única para los cinco sentidos. Pero todo empezó como una pequeña taberna fundada en el año 1941 por D. José Roda y Dª Ángeles Beltrán. 

La Perdi empezó su temprana trayectoria como una taberna y casa de comestibles frente a la Font del Plà, y su nombre proviene de esta característica ubicación. Cuentan los mayores que las mozas de Sant Mateu iban con sus cántaros a buscar agua a la famosa fuente, momento que aprovechaban los mozos que estaban en la taberna para salir a cortejarlas. Como aquellas chicas y el agua tardaban tanto en llegar a sus casas, sus madres y padres les decían: “esa taberna será vuestra perdición”. Debido a esta singular anécdota la taberna pasó a conocerse ampliamente en la localidad con el nombre de “La Perdi”, que perdura hasta nuestros días. La famosa Fuente de Santa Maria, o Font del Pla como es conocida entre los locales, data de 1.365 y es la misma que puede apreciarse en el logo del restaurante.

La Perdi permanece en el Pla hasta 1943, trasladándose ese mismo año al número 22 de la calle Historiador Betí, donde permanecerá de taberna y comestibles hasta 1962. Sus famosas tapas y el carácter familiar de la taberna atraía cada vez más a locales y curiosos de la cocina casera del Maestrat. Por eso, la familia Roda decidirá más adelante trasladar La Perdi a la ubicación actual, en el número 9 de la misma calle. El nuevo establecimiento se inauguró el 4 de Agosto de 1962, y contaría con un salón mucho más amplio y una ubicación más céntrica. A partir de este momento es cuando La Perdi se convertiría en un punto de encuentro social para los locales y todos los visitantes, un enclave indispensable para disfrutar de la buena cocina de Sant Mateu tanto en momentos cotidianos como en ocasiones especiales y festividades de la localidad. 

Agustín y Fina pasarían a dirigir el establecimiento, reformándolo totalmente y convirtiéndolo en Hotel-Restaurante en 1989. Se llevaron a cabo importantes reformas en 2006 y 2009, celebrando su 50 aniversario con una reinauguración de la fachada en 2012. Entre ollas, platos y comensales, los hijos de Agustín y Fina desarrollaron la misma pasión por la cocina tradicional que sus padres y abuelos. La Perdi cuenta actualmente con Agustín Roda al frente, que ha sabido llevar la cocina tradicional del Maestrat hasta un nuevo nivel manteniendo todos los elementos indispensables de la historia de los platos de La Perdi.